Atenas, una caminata histórica

Comenzamos nuestro recorrido por la ciudad de Atenas haciendo un walking tour, de la mano de nuestro guía, Dimtri. Nos encontramos para ello a las diez de la mañana junto al Arco de Adriano, donde ya vemos reunida gran cantidad de gente. De los tres guías que van a realizar el tour, hay dos guías de habla inglesa, que llevan unas diez personas cada uno. Y alrededor de Dimitri que habla español nos reunimos casi treinta personas.

Dimitri también esta un poco sorprendido de la cantidad de turistas de habla hispana y nos dice que empezaron con los tours en español hace poco y no esperaban tanta convocatoria. Varias veces nos ofrece, si alguno de nosotros sabe ingles y quiere estar en un grupo mas reducido, de pasarnos al grupo de ingles, pero todos preferimos quedarnos aunque seamos “muy nombrosos” como nos dice Dimitri en su español imperfecto.

Se presenta y nos cuenta que su nombre no es de origen ruso como muchos suponen, sino que es un nombre griego que viene de la Diosa Dimitra, y que aun hoy es muy común en Grecia que haya mujeres con ese nombre. Nos cuenta ademas que el no es un guía profesional, sino que trabaja como sommelier.

Empieza a hablar del Arco de Adriano, el cual marca la entrada a la ciudad, y explica que Adriano fue un emperador romano considerado como “amigo de los griegos”, ya que supo poner en valor la cultura griega y tomar elementos de ella, y que todo lo que construyo Adriano fue muy rico y muy caro. El arco que estamos viendo tiene la particularidad de ser un arco romano, pero que en la parte superior tiene la forma de las columnas griegas. El tipo de columnas es el Corinto, las cuales son mas decoradas que las jónicas y las dóricas, y las columnas están hechas de una sola de pieza de mármol cada una, por lo que son consideradas mas caras, ya que un error en su fabricación hubiese implicado hacer toda la columna de nuevo.

Frente a este arco se encuentran los restos de templo de Zeus. Este es el primero de siete sitios arqueológicos que pueden visitarse en Atenas, incluida la acrópolis, y por los cuales se puede sacar un ticket conjunto de 30 euros. Este vale la pena en época de verano, cuando la entrada de la acrópolis sola cuesta 20 euros, pero en época invernal en que los precios son mas reducidos, conviene comprar los tickets por separado, ya que varios de los lugares se pueden ver bien desde el exterior, y otros están muy deteriorados, por lo que hay que considerar si su visita realmente vale la pena.

Nos dirigimos luego hacia el parque nacional, un jardín muy agradable por el cual se puede pasear y descansar un poco, y que se encuentra siempre bastante vacio, ya que teniendo la playa a 40 minutos, pocos atenienses lo usan para pasar el día. Vemos también el Zapion, un edificio de importancia diplomática que se utiliza para encuentros con mandatarios extranjeros y conferencias.

Pasamos por la residencia del primer ministro, y damos la vuelta hasta llegar al parlamento. Nos explica que la guardia que vemos no guarda el parlamento, sino el monumento al soldado desconocido que se encuentra en su entrada. El servicio militar es obligatorio en Grecia, en parte por presión de la Iglesia que no quiere que haya militares profesionales, ya que se piensa que los soldados que lo hacen como obligación serán mas responsables y menos violentos, y en parte porque la misma sociedad no quiere tener que pagar impuestos para mantener al ejercito. Los guardias son elegidos entre otras cosas por su desempeño y por su aspecto físico, y es considerado un honor. Tanto su vestimenta como sus movimientos en el cambio de guardia remiten a los caballos, llevando tachas en los zapatos y una larga cola que cae de su boina.

Frente al parlamento se encuentra la plaza Syntagma o plaza de la Constitución, desde donde parte una larga calle peatonal llena de locales de ropa en su mayoría. Hacemos algunas cuadras y doblamos a nuestra derecha para toparnos con la Catedral. Aquí nuevamente comprobamos que las iglesias en esta región son bastante pequeñas, y lo que es considerado como catedral no es mas grande que cualquier iglesia de barrio de Buenos Aires.

Dimitri nos cuenta que la religión oficial es la cristiana ortodoxa, la cual tiene un numero mucho mayor de santos que la católica. La religión cristiana fue llevada al imperio romano por San Pablo, pero antes de el hubo otros que intentaron hacerlo y fueron asesinados, y que la religión ortodoxa reconoce como santos. La mayoría de la gente tiene nombres de santos, y en vez de festejar el cumpleaños, mantienen la costumbre de festejar el onomástico, es decir, el día del santo. Es común que haya varios santos que correspondan al mismo día, y aquellos que no tienen santo festejan el día de todos los santos. Aunque últimamente nos dice que se esta poniendo de moda ponerle a los hijos nombres de la Grecia antigua.

Hacemos un descanso, y luego comenzamos nuestra caminata a través del barrio de Plaka. Este es uno de los lugares mas turísticos de Atenas y donde podemos encontrar souvenires a menor precio, aunque muchas veces no son los de mejor calidad. Para cosas genéricas como postales, que en Plaka se venden por 30 centavos de Euro y en otros barrios pueden llegar a costar hasta 1 euro, nos dice que no dudemos en decirle al vendedor que lo vimos por menos precio para que nos lo rebaje.

Este es un barrio interesante que se encuentra en el lado sur de la Acrópolis, y hay una zona de callecitas pintorescas por las que nos recomienda perdernos. Cuando al día siguiente nos perdimos efectivamente tratando de encontrar la entrada a la Acrópolis, nos metimos por un lugar con muy lindos restaurantes y algunas casas blancas con ventanas azules que me trajeron el recuerdo de mi visita a la isla de Capri en Italia.

Empezamos a subir y pasamos por algunos de los demás lugares arqueológicos. Primero, la biblioteca de Adriano, de la que solo queda en pie algunos muros. En el centro hay un lugar considerado como teatro de poesía, en el cual se leían libros en voz alta a aquellos que no sabían leer. Nos pide que observemos bien el suelo donde solo queda la marca del lugar donde estaban las paredes y vemos que las mismas tienen forma de cruz, ya que posteriormente hubo una Iglesia cristiana en este lugar, lo cual también puede ser considerado como un lugar donde aquellos que no sabían leer acudían para conocer las escrituras.

Pasamos también por el Ágora romana o Mercado romano, y nos explica que este lugar era en principio un baño romano, es decir una pileta. Se pueden observan junto a la fila de columnas los escalones que se utilizaban para ingresar a la piscina. Son solo un par de escalones, ya que no tenia mayor profundidad. En el costado derecho vemos una segunda fila de columnas, y nos explica que entre estas dos hileras se encontraba un sector techado, que era donde se realizaba la actividad comercial.

Se puede observar también una torre con forma octogonal, que según nos explica nuestro guía es una cisterna y se utilizaba para medir el paso del tiempo según lo que tardase en correr cierta cantidad de agua. Aunque este sistema no es del todo preciso y fue suplantado posteriormente por los relojes de sol. A esta torre se la conoce como la torre de los vientos, ya que cada uno de sus lados tiene en relieve una escultura que representa a cada una de las direcciones, sudoeste, noroeste, sudeste, noreste. Nos dice ademas que las mismas se encuentran perfectamente alineadas con los puntos cardinales.

Seguimos caminando en dirección a la Acrópolis, y pasamos por la fundación Melina Mercury. Nos pregunta si conocemos su historia, y ante nuestro desconcierto, nos comenta que se trato de una actriz y cantante griega muy importante, quien fue ademas una gran militante por los derechos humanos y los derechos de las minorías. Fue en una de las marchas por los derechos de los homosexuales, que Melina conoció a un joven llamado Freddy, quien posteriormente adopto el apellido de ella como nombre artístico. Otro hecho por el cual es conocida Melina fue el juicio que disputo contra el museo británico para solicitar que devuelvan las piezas arqueológicas provenientes de Grecia. Este juicio fue ganado, pero dado Grecia no contaba con la infraestructura para conservarlas, se acordó que a partir de ese momento la entrada del museo británico sea gratuita.

Llegamos a la ultima parada en nuestro recorrido y tenemos a nuestra izquierda la Acrópolis de Atenas, y a nuestra derecha el Antiguo Ágora de Atenas. Nos explica lo mas importante para ver en cada sitio.

El sitio que se encuentra a nuestra derecha es bastante extenso y hay tres cosas que sobresalen. En primer lugar una iglesia dedicada a San Pablo, ya que fue en Atenas el primer lugar donde Pablo logra hablar a los griegos del Dios desconocido, y convencer a algunas de las personas mas ricas para que adopten la religión cristiana que luego sera llevada a Corinto.

En segundo lugar, hay una replica del templo de Atenas. Nos explica que antes de construir el templo que vemos en la Acrópolis, se realizaron otros mas pequeños a escala para que el templo de Atenas sea perfecto. Este pequeño templo se encuentra mucho mejor conservado, y nos permite darnos una idea de la forma que tenia el templo de Atena en la antigüedad.

En tercer lugar existe un museo dentro del sitio arqueológico, y la pieza mas importante es un enorme escudo espartano hecho de metal. Si bien se han encontrado gran cantidad de lanzas, no se conservan los escudos de Esparta, lo que lo hace un objeto especial.

En cuanto a la Acrópolis, que tenemos a nuestra izquierda, también nos menciona tres cosas a observar. En primer lugar por supuesto, el Partenon.

En segundo lugar se encuentra el Erection. Cuenta el mito que Atena y Poseidon se disputaron el control de la ciudad, y que en este sector fue que Poseidon clavo su tridente y broto agua de la montaña. Una particularidad de este templo es que en uno de sus lados se encuentran las estatuas de varias mujeres sosteniendo el techo. Lo que se puede ver en el lugar en un replica, mientras que las estatuas originales se encuentran en el museo de la acrópolis.

La tercera y ultima cosa que tenemos que ver es el templo de Atena – Nike. Nos explica que muchos creen erróneamente que Atenas y Nike son la misma Diosa, pero que esto no es así. Nike quiere decir victoria y es quien le da la victoria a Atena sobre la ciudad. Nos cuenta que este es el origen del nombre de la marca deportiva, y que su logo representa las alas de Nike.

Por ultimo, nos dice que para el el templo de Atena es un lugar energético muy especial, equivalente a Machu Picchu o las pirámides de Egipto, y que por algún motivo que los científicos no pueden explicar los pájaros nunca vuelan sobre este templo. Por lo que nos pide que cuando nos acerquemos, usemos ese momento para pedir por la paz.

Este tour lo realizamos en el marco de los llamados ‘Free walking tour’, por lo que al terminar el recorrido cada uno le deja a Dimitri lo que considere justo a modo de propina y nos despide a cada uno con dos besos según la costumbre griega.

Leave a Reply

Your email address will not be published.