Iraklio y el palacio de Knossos

Para ir desde Mykonos a Creta, nuevamente decidimos hacerlo en avión. Hay unos pocos buses en Mykonos que llegan hasta el aeropuerto, pero no pudimos encontrar ningún tipo de información certera sobre frecuencias u horarios. Decidimos no arriesgarnos y hacer lo único seguro que era caminar. Desde donde estábamos al aeropuerto son apenas unos 3 kilómetros, que si bien se hacen largos yendo en subida y cargando las mochilas, pueden hacerse sin problemas si uno sale con suficiente tiempo.

Creta en el otro extremo, es la isla mas grande de toda Grecia y tiene numerosas ciudades de importancia. Pueden encontrarse vuelos y ferries tanto a Iraklio como Chania. En nuestro caso, el vuelo que habíamos contratado nos llevaba a Iraklio, por lo que contando con pocos días, preferimos alojarnos allí.

Iraklio es la tercera ciudad mas grande de Grecia después de Atenas y Thessaloniki, y sufre algunos de los problemas de las grandes ciudades como pobreza y basura, por lo que no me resulto una ciudad particularmente linda para salir a caminar. Sin embargo, es un buen lugar para aprender sobre historia y visitar museos, o para tomar como lugar para alojarse y hacer excursiones a otros puntos de la isla.

En el centro de la ciudad, se encuentra el Museo Arqueológico que concentra los hallazgos de toda la isla. El sitio arqueológico mas importante es el Palacio de Knossos, que se encuentra a unos 30 minutos en bus desde Iraklio. Es recomendable visitar primero el museo y prestar particular atención a las salas que contienen información sobre la civilización Minoica para tener una mejor idea de lo que vamos a ver al dirigirnos al palacio. Entre otras cosas, en el museo se pueden ver algunos de los frescos que se encontraron en Knossos, como los siguientes.

Desde el museo se puede ir caminando hasta la estación de buses de Iraklio. Hay una cabina antes de llegar al edificio principal donde venden los tickets de bus a Knossos, los cuales suelen pasar cada aproximadamente 15 minutos. El bus atraviesa la ciudad y luego toma la ruta por unos minutos hasta llegar al sitio arqueológico. Knossos es la ultima parada, por lo que es imposible perderse, y en ese mismo lugar se puede tomar el bus para volver.

Al entrar, vi un grupo de turistas entusiasmados sacando fotos, y al acercarme, lo ultimo que esperaba ver. Un pavo real paseándose por el lugar.

El palacio es bastante grande y hay varias áreas muy bien conservadas, aunque debido a que se trata de un asentamiento prehistórico, no existen registros escritos acerca del funcionamiento del mismo. La mayoría de las áreas recibieron nombres según su forma y su parecido con los palacios modernos, pero son suposiciones.

En el sitio se pueden ver también algunas replicas de los frescos encontrados, cuyos originales están el Museo Arqueológico, pero que ayudan a entender el aspecto que el palacio tenia.

A la salida me encontré nuevamente con los pavos reales. Esta vez un grupo grande que se paseaba ante los ojos de los turistas, mientras que algunos desplegaban las alas y giraban para mostrar sus distintos perfiles.

De nuevo en la ciudad, y después de almorzar algo, me pareció que lo mas interesante para ver seria la fortaleza que se encuentra en la costanera. Esta es la única de las que fortalezas que visite hasta el momento, que estaba suficientemente conservada como para ser visitada por dentro, donde cuenta con un pequeño museo que cuenta la historia de la isla y la lucha de los Venecianos con sus conquistadores Otomanos.

Por una escalera que esta casi en la entrada, se accede a la terraza, donde tenemos una vista de la ciudad y el puerto, y alcanzo a ver el ferry llamado Knossos Palace, que la noche siguiente nos llevaría a Atenas.

Por ultimo, hice una breve caminata por la ciudad, donde pueden verse algunos edificios antiguos y otras curiosidades, como esta antigua fuente.

Una vez visitados los lugares culturales, Iraklio no tiene mucho mas que ofrecer desde el punto de vista turístico. De haber tenido mas tiempo, me hubiese gustado pasar algunas noches en Chania, pero teniendo un itinerario apretado, preferimos quedarnos en Iraklio y usar los dos días que nos quedaban para hacer excursiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.